Seleccionar página

¿Dolor en la muñeca o antebrazo cuando te lavas el pelo? o ¿de repente notas como tu tendón de la muñeca se descoloca provocándote un dolor insoportable en el lado radial de la muñeca? Estos son algunos síntomas que pueden suceder en la tenosinovitis de Quervain. Gestos repetivivos de la muñeca o mamas primerizas que cogen y manipulan a sus bebes con excesiva desviación de la muñeca pueden causar esta condición patológica. Es necesario realizar un buen diagnóstico de confirmación para poner cuanto antes en marcha el tratamiento más adecuado, que va dirigido a reducir la inflamación y el dolor para que el paciente pueda volver cuanto antes a realizar los gestos normales de la muñeca, ya que cuando existe inflamación y dolor, surgen un sinfín de compensaciones que llevan a la realización de gestos antiálgicos llenos de compensaciones con otras partes del cuerpo, lo que da lugar a más dolor, dificultad en la movilidad de algunos segmentos corporales y por lo tanto incapacidad funcional para las actividades del día a día.

Técnicas como manipulación manual del edema, reposo y ferulaje para inmovilizar durante unos días y así disminuir la inflamación y el dolor, vendajes, aplicación de frío, masaje en la musculatura cercana a la lesión y ejercicios muy concretos, tanto globales de todo el brazo como de la muñeca y los dedos que no originen dolor ni irritación son muy efectivos en la fase más aguda. Cuando el paciente no se ha tratado de manera correcta y ha pasado más de un mes, otras técnicas como punción seca o electólisis son las elegidas para mejorar el malestar y conseguir la recuperación.

Pero lo más importante de todo es la EDUCACIÓN AL PACIENTE, éste debe comprender en la medida de lo posible la patología y saber que actuaciones debe tomar en todo momento, desde como vendarse o aplicarse el frío, hasta qué ejercicios concretos realizar o cómo hacer los gestos relacionados con sus rutinas diarias de la manera más saludable y protectora.