Seleccionar página

¿Te has caido, apoyaste las manos y se te ha fracturado?  En las fracturas de muñeca es importante de manera inicial, tras la atención médica, tener una adecuada inmovilización, la cual suele ser tres semanas. El yeso no debe presionar para evitar compresiones indeseadas, no tener puntos de excesiva presión para no tener un dolor no asociado a la lesión de cara al futuro y debe dejar los dedos libres en su totalidad para que puedan moverse sin dificultad cuando se deje de usar el yeso. Una vez retirada la inmovilización es importante que el paciente comience a mover de una manera determinada, sin generarse dolor y comenzar a realizar aquellas actividades de la vida diaria ligeras, que no requieren coger peso para mejorar todos los aspectos físicos, sensitivos, …. de su mano y muñeca.

Como terapeuta de mano, en sesión de tratamiento, considero IMPORTANTÍSIMO, tratar al inicio el edema (inflamación) y el dolor, ya que si se controlan estos parámetros el paciente moverá más su mano, sin dolor, aunque sea en rangos cortitos, pero que llevarán a mover cada vez más, con los beneficios que eso conlleva. Una vez controlados estos aspectos, paso a movilizar suave en todos los movimientos de dedos, mano, muñeca y brazo, movilizaciones forzadas sólo llevarían a generar más inflamación y dolor, retrocediendo rapidamente a situaciones en las que el paciente no quiere mover, se le inflama más, le duele…entrando en un círculo negativo. Si pasadas unas semanas aún existen rigideces para hacer extensión o flexión de la muñeca por ejemplo, o lo que es lo mismo, doblar la muñeca para un lado y para otro, utilizo ortesis tan graciosas como las de la fotografía que consiguen conseguir mayor rango de movimiento de la muñeca, las cuales aplican una fuerza progresiva de bajo estrés, siendo bien tolerada por el paciente y pudiendo ser ajustada por mi en todo momento cuando el paciente va avanzando.

Los protocolos de rehabilitación en las fracturas de muñeca han cambiado y están dando unos resultados excelentes, y es que, no puede ser de otra manera, cuando un cirujano de mano ha hecho una obra de arte en su quirófano, terapeutas de mano y paciente solo podemos MANTENER esa obra de arte para que el paciente quede igual o parecido a antes de esa caída.