Seleccionar página

En la mayoría de las ocasiones, el paciente llega a rehabilitación más tarde de lo que a un terapeuta de mano le gustaría. Cuanto antes comience las sesiones de tratamiento tras la cirugía y cuanta mayor comunicación exista con el cirujano mejores resultados se obtendrán. El tratamiento, en fases muy iniciales, va dirigido a la prevención de las complicaciones que se observan que pueden suceder de acuerdo a la lesión, la cirugía, características del paciente, etc y a la elección de determinadas técnicas de tratamiento que en la mayoría de los casos van destinadas a controlar edema, dolor y posicionamiento. Es muy importante controlar la inflamación y el dolor para que la evolución sea la deseada. Si comienza tarde la terapia, el tratamiento irá destinado a tratar las complicaciones que ya han aparecido como consecuencia del edema, la inmovilización o la cicatriz  como rigidez, dolor, inestabilidad articular,….esto será más doloroso y traumático para el paciente, frustrante para el terapeuta y será necesario más tiempo para ir cumpliendo objetivos.